1. Queda pendiente la autorización del diseño sonoro, para posterior compra de la canción.